viernes, 6 de septiembre de 2013

MAGDALENAS O PANECILLOS DE NUTELLA !!! ( Intento N* 1)

Érase el día sábado 31 del mes de agosto, allí me encontraba yo, pensando que podía preparar para la hora de la once.

Estábamos sólo Emilia, Nicolás y yo. Mi mente trabajaba a mil por hora, es que no saben lo glotona que puedo llegar a ser.

Dicen que los flacos somos como un tarro sin fondo, menuda realidad !!!!

Yo lo creo, porque en reiteradas oportunidades me he zampado esas pizzas tamaño XL que venden en Telepizza, hace no mucho me comí una olla de porotos con riendas, y soy capaz de comerme el globo terráqueo!!! Jajajjajsjajsjsj

Sí, lo sé. Soy una bendecida de Dios porque con todo lo que me engullo no supero los 48 kilos. Que debo aclarar, es el peso máximo al que he llegado en el mes culmine de mis tres embarazos...

No me envidien por favor, porque ser tan regia tiene sus desventajas.

Cuales??? Bueno la principal, la talla de ropa, jajajjajsjajsjsj !!!! Les contaré uno de mis secretos, a mis casi ya treinta años me compro ropa en la sección minilolas de las tiendas. 

Jajjajajajajjsjsjajajauauua, muero de vergüenza, pero se los cuento porque se que de aquí no sale.

La otra desventaja es la cara con la que me miran las personas en la calle cuando me ven caminar junto a mis tres hijos. Horror, espanto, pena, compasión. Sinceramente yo creo que la gente debe decir ¡ pobre quinceañera, en las que se metió !

Supieran que de quinceañera no tengo nada!!!

Una ocasión golpearon la puerta de mi casa, al abrir una señora muy amablemente me dice: esta la mamá ??? 
Yo dije: no, no esta.

Risas y más risas se produjeron al cerrar la puerta.

             
Emilia de modelo

Continuando con mi pensar de aquel sábado, me lance a revisar en la despensa que cosas eran las que tenía y por poco me da depresión, cero huevos, cero levadura, cero frutas, sólo tenía las ganas y el hambre... 

Pero que creen, al abrir el refrigerador vi la luz literalmente, allí estaba tan hermoso, tan radiante, tan repleto, tan intacto...
Nutella... que delicia!!!

Sí el frasco de Nutella, ese que había permanecido confiscado al fondo de la gaveta y que mi madre en algún momento de iluminación puso en la zona delantera. 

Entonces me dije “ haré unos cupcakes de Nutella sin huevo y con polvo royal" total de eso se trata y hay que saber improvisar. 

Cual Conquistadora, ídem boy scaut, partí contenta y radiante al computador para buscar una receta en el blog de Alma Obregón, y para mi tristeza no encontré lo que buscaba, entonces busqué y busqué hasta que llegué a dos blogs bastante interesantes. De los cuales tome uno que otro ingrediente formando lo que mi Emilia llamo " PANECILLOS".

Como resultará una tremenda entrada, les doy el dato de los blogs para que revisen las recetas. Magdalenas sin Huevo Rellenas de Nutella / Magadelena de Nutella sin Gluten 

Toda una niña con juguete nuevo comencé a ubicar harina, polvo royal, mantequilla, Nutella, azúcar, leche, los moldes, los bowl y la batidora ( que por cierto me la presto mi amiga Denisse para el cumpleaños de mis niñitas, y me ha salvado la vida)

Así nace mi MAGDALENA... COORRECCIÓN !!!... MI PANECILLO DE NUTELLA  sin huevo :)

Receta de Pulú.

210 gr de harina
125 de azúcar
200 ml de leche
1/2 pan de mantequilla
2 cucharaditas de polvo royal
Nutella la cantidad necesaria para satisfacer nuestra glotonería 

Sacar la mantequilla del refrigerador dos horas antes, con una hora si hace bastante calor estará bien, de lo contrario cuando la quieran utilizar estará toda chorreada. Vertir en el bol y agregar azúcar, batir hasta que sea homogénea la mezcla, agregar harina con polvo royal; seguir batiendo, agregar la leche y volver a batir y agregar las hermosas cucharadas de Nutella que a ti te parezcan suficientes para saciarte. Volvemos a batir y cuando este todo Nutellado lo vertimos en los moldes y horneamos por 20 a 30 minutos.

Luego se los comen todos o bien se tienen que morder la lengua para que no les pase lo que me sucede a mi todos los lunes, cuando mi madre regresa de su casa para ayudarme con el cuidado de mis peques.

Y es que hemos descubierto que toda vez que ella se regresa a su casa, después de haber pasado toda una semana en la mía, a mi se me ocurre hacer cositas ricas y ella se queda debajo de la mesa.

Por eso en esta oportunidad me tuve que atar las manos y coser la boca...

Nutellando


Emilia se lo quiere comer de un mordisco 
Junto a Emilia engullendo esta delicia!!!
Pobre Nicolás, se tuvo que conformar con su juguetito.
Espero les guste tanto como a nosotras.

Cariños Pulú.